• Ariel Falcini

El «temido» discurso del brindis

Llega fin de año y… ¡hay que hablar antes delante de jefes, pares y empleados! 🥂

No es momento de entrar en pánico. Se sabe que es una ocasión de alta exposición, pero (mirando el lado positivo) no es necesario hablar demasiado ya que, por su naturaleza, se trata de un discurso social muy breve. Y para quienes experimentan cierta incomodidad al momento de hablar en público, vale recordar que existe una estructura simple y breve que les permitirá salir del paso y, lo más importante, quedar bien. Tiene 3 pasos: ✔SALUDO: aludir a los asistentes y, en especial, si las hubiera, a las personas “más importantes” que estén presentes (por jerarquía, edad o cualquier parámetro que se considere adecuado). ✔CUERPO: puede ser relatar una anécdota o una breve historia sobre uno de los momentos más destacados del año que se va. ✔BRINDIS: levantar la copa, invitar a los presentes también a hacerlo y expresar los mejores deseos para el 2020. Según la situación, el tono puede ser festivo, pero no gracioso, o emotivo, pero no triste (en el fondo, no deja de ser una celebración 🍾). Y, para terminar, tres consejos: En la primera parte, no es recomendable excederse con los halagos. ¡Las copas no se chocan! Se levantan hasta la altura de los ojos. Apenas se debe tomar un poquito de su contenido (¡nunca hacer «fondo blanco»!).

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Echeverría 2782 - CABA, Buenos Aires, Argentina

© 2021 - ComunicaciónBA